Menu
X
image

Trading para hacer dinero y ser rico en tiempo

Trading para hacer dinero y ser rico en tiempo

 

 

Existe un muy bien conocido y popular cuento, que aplica muy mucho a nuestro trading de todos los días, más específicamente, al day trading, a la profesión que hacemos a diario tan sólo unos minutos por día.

 

Es más un tema de paradigmas que nos han inculcado que otra cosa, y vencer muchos sentimientos de “culpa” que nos genera la educación que nos han impregnado de toda la vida, y más cuando vemos la situación real de tantos a nuestro alrededor.

 

El cuento dice así:

 

Un buen día un empresario de mucho éxito, que gana mucho dinero, se encontraba de vacaciones en un pequeño pueblo de pescadores. Una mañana, en su caminata matutina habitual, para ejercitarse, como tiene en su rutina, se encontró con uno de los pescadores locales, que regresaba tranquilamente de hacer también su “rutina”, con su barca que denotaba ya innumerables años de uso.

 

El visitante le pregunta, ¿Ha tenido una buena pesca?

 

El pescador, primero que nada, le contestó con un saludo cordial “Buenos días Amigo”, y una sonrisa. Le mostró lo que había pescado esa mañana, y le comentó lo contento que estaba con la generosidad que le había presentado el mar.

 

El visitante, un tanto suspicaz, mira la hora, y le responde:

 

Pero si todavía es muy temprano a la mañana, ¿por cuánto tiempo ha estado en la barcaza?

 

Solo por un rato.

 

Tras una pausa y reflexión, tener en cuenta que el visitante es un hombre “ocupado todo el día”, le pregunta:

 

Supongo que luego que deje su pescado recogido volverá a salir, ¿Cierto?

 

El pescador le responde, volver a salir, ¿y para qué?

 

El visitante le responde, pues para poder recoger más pescados, aprovechando la abundancia del mar, el ambicioso hombre de negocios quería más y más, como es habitual.

 

El pescador le responde, pero ¿qué haría con más pescado? En realidad, no lo necesito, con lo que he recogido hoy tengo suficiente para alimentar muy bien a mi familia.

 

El visitante no pudo contener su risa sarcástica, y le respondió:

 

Si tienes pescado excedente, entonces puedes venderlo y hacer dinero.

 

El pescador local, un hombre simple, le respondió, ¿vender pescado? ¿para qué?

 

El visitante de inmediato reaccionó diciéndole, para tener más dinero, por ejemplo, para poder comprar una nueva embarcación, ya que la tuya ya está bastante deteriorada por su uso.

 

El pescador le respondió que su barca, algo muy preciado para él, cumplía su función perfectamente, y no quería cambiarla, y le preguntó ¿por qué tendría que cambiarla?

 

¡Para poder pescar más y mejor en menos tiempo!, le respondió el visitante.

 

Ante esta respuesta el pescador le preguntó en forma reflexiva, ¿para qué debería recoger más peces y en menos horas?

 

El visitante, hombre de negocios, de inmediato pensó y le dijo: para expandirte, para contratar algunos hombres que puedan pescar por ti.

 

El pescador de inmediato respondió: ¡pero si a mí me encanta ir a pescar! ¿Por qué debería dejar de hacer algo que me gusta y contratar a otros que lo hicieran por mí?

 

¡Para ser rico y poderoso!

 

El pescador, un hombre modesto y amable, con su sonrisa habitual, no terminaba de entender lo que el empresario quería decirle, y le preguntó:

 

No le veo el sentido a ser rico y poderoso, Amigo.

 

El empresario le contestó: al convertirte en un empresario rico y poderoso podrás pasar más tiempo con tu familia y descansar cuando quieras.

 

El humilde pescador le miró, manteniendo su amplia sonrisa, y le dijo:

Eso es precisamente lo que hago todos los días.

 

Tener en cuenta esta parábola en nuestra decisión de convertirnos en day traders, no estás cambiando un trabajo de 8 a 10 horas como es habitual, para seguir haciendo lo mismo como trader, sino que eliges ser day trader para poder tener más tiempo para poder dedicarte a otras actividades, lo que el común de la gente no puede hacer.

 

Estudia, esfuérzate, persevera, y ten la visión de vida clara, que los que te rodean sean tu inspiración para lograrlo.

 

Sandra Bellizzi

CEO Simplemente Trading

Back To Home

© Copyright 2018 Simplemente Trading. All rights reserved. | Cookies Policy | Legal Disclamer & Privacy Policy | Terms & Conditions

Declaración de Riesgo: La operación de futuros y forex sobrelleva riesgos substanciales y no es para todos los inversionistas. Un inversionista, podría, potencialmente perder todo o más de la inversión inicial. Capital de Riesgo, es dinero que puede ser perdido, sin poner en juego la seguridad financiera o estilo de vida de la persona. Solo capital de riesgo debe ser utilizado para trading, y solo aquellas personas con suficiente capital de riesgo deben considerar trading. Resultados pasados, no son necesariamente indicativos de resultados futuros.

Declaración de Resultados Hipotéticos: Resultados hipotéticos de rendimiento deben tener muchas limitaciones inherentes, algunas de las cuales se describen a continuación. No se debe hacer representación de que alguna de las cuentas va o es probable que tenga resultados similares a los mostrados; de hecho, hay diferencias frecuentes entre los resultados hipotéticos y los resultados actuales obtenidos por cualquier programa de trading. Una de las limitaciones de resultados hipotéticos de rendimiento es el hecho de que son preparados con los beneficios en retrospectiva. Además, trading hipotético no involucra riesgo financiero, y ningún record de trading hipotético puede considerar el riesgo financiero de operaciones reales. Por ejemplo, la capacidad de resistir pérdidas o de adherirse a un programa de trading particular sin importar pérdidas son puntos materiales los cuales pueden afectar de manera substancial resultados de trading real. Hay muchos factores relacionados a los mercados en general, o a la implementación de cualquier programa de trading especifico, los cuales no pueden ser todos considerados en la preparación de resultados hipotéticos, todos estos, pueden afectar los resultados de trading de forma adversa.